El calefactor de bajo consumo más resaltante del año
calefactor bajo consumo
5
(1)

¿El cambio climático te tiene a la expectativa? Un calefactor de bajo consumo es una herramienta indispensable en los lugares muy fríos. Gracias a su diseño, logras mantener calentitos ciertos espacios, pero sin preocuparte porque tu factura de luz aumente considerablemente.

Sí, puede que la calefacción de tus instalaciones no llegue a todas las habitaciones y es posible que la necesites de vez en cuando. Debido a ello, los modelos actuales son portátiles y responsables con el medioambiente, ya que utilizan energías renovables.

Al comenzar a buscar verás muchísimos ejemplares, pero ten en mente que no todos son eficientes. Por eso, en este artículo te diré cómo funciona un calefactor, cuáles destacan ante el resto y sabrás cómo descubrir si es de bajo consumo o no.

¿Qué es un calefactor de bajo consumo?

Un calefactor de bajo consumo es un equipo movido por energía eléctrica. Su estructura le permite elevar la temperatura que hay en espacios reducidos, por lo que, si planeas comprar alguno, es indispensable que analices muy bien la habitación en la que deseas usarlo.

De modo que para elegir acertadamente un calefactor de aire con bajo consumo también debas evaluar los horarios de uso. Incluso, es apropiado que revises qué clase de resistencia poseen, ya que las hay de diferentes materiales.

Por eso, aunque no son tan completos como una aerotermia,  algunos generan calor y mantienen una temperatura igual durante toda su actividad.

Para que tengas una idea, si se trata de una habitación de 10 m2, el artilugio ha de integrar una potencia mínima de 1200 W. Claro, hay otros parámetros que tienes que evaluar.

Factores determinantes al adquirir un calefactor ahorrador

Si tu intensión es minimizar el coste de tu factura energética sin dejar de usar este artefacto, hay varias opciones. En tal sentido, es preciso que selecciones un equipo que sea totalmente eficiente y que te permita reducir tus gastos. Por eso, su calidad y poco gasto dependen de los siguientes aspectos:

  • Material: la transferencia de calor depende considerablemente de qué lo aísle del resto.
  • Uso de energía: puede que parezcan iguales, pero inspecciona a qué grupo energético pertenece.
  • La potencia: escoge un equipo que tenga una potencia (medida Watts) acorde a las necesidades de la estancia, así no desperdiciarás nada.
  • Aspecto: aunque no es una característica relevante, su diseño puede acoplarse o no al estilo de tus instalaciones.
  • Detalles adicionales: ten presente que algunos se gestionan a distancia, incorporan pantallas modernas y distintos modos de funcionamiento.

Evidentemente, el coste condiciona tu compra. Pero más allá de su valor, analiza las prestaciones de cada máquina en el siguiente listado.

Los 4 calefactores de bajo consumo más sugeridos

Los que verás a continuación no solo son llamativos por la calidad de su construcción, sino porque tienen un precio atractivo.

Además, al comparar los detalles en los que se diferencian, podrás tomar una decisión sabia al adquirir el tuyo.

1.    Cecotec Calefactor – Warm 9850

El Cecotec Ready Warm es una máquina de termo-ventilación capaz de transmitir suficiente calor a una habitación estándar. Al mismo tiempo es un calefactor de baño con un bajo consumo.

De hecho, sirve para cualquier estancia de 15 m2, puesto que es de 2000 W. Integra un termostato que se regula con facilidad, ya que posee un par de niveles.

Dispone de 3 modos operativos, eco, ventilador y turbo. Es decir que se adapta a lo que requieras. Adicionalmente, su ejecución se lleva a cabo de forma silenciosa, en su máxima eficacia únicamente genera 30 dB. Se apaga automáticamente después de cierto tiempo e incluye unas rejillas como medida de seguridad.

2.    Calefactor CEFNOON Cerámico

Si buscas uno de uso continuo, este es el indicado. Su ventaja ante los demás es que trabaja en poco tiempo, ya que tarda de 2 a 3 segundos en calentarse. Opera en tres modalidades, alta con 2000 W, baja con 900 W y con viento natural; algo genial para usar siempre.

En este sentido, tiene un termostato que lo mantiene entre 17 y 37 ºC. Lo que significa que dicho sensor lo apagará y encenderá según la temperatura de la habitación. Asimismo, cuenta con un temporizador y un mando remoto, de manera que es sencillo gestionarlo a distancia.

Por último, contiene una base estable y la estructura es segura porque está dotado con persianas ajustables.

3.    Rowenta Mini – Cerámico

El hecho de que sea versátil y pueda trasladarse con facilidad lo hace ser un producto muy conveniente. Pues bien, si tu intensión es aprovechar los espacios y la energía, este calefactor cerámico bajo consumo de Rowenta cuenta con dichas prestaciones. Es compacto, potente y silencioso.

Se regula desde 1000 hasta 2000 W, y en su intensidad mínima solo genera 50 dBA de ruido. Aparte, su aspecto es moderno, está equipado con una pantalla intuitiva y tiene un asa para que lo lleves a donde quieras.

De igual forma, es seguro porque está dotado con una alarma que avisa si hay algún sobrecalentamiento y además apaga el equipo. Finalmente, su sistema Eco Energy evita hasta un 50 % del uso de la energía.

4.    Cecotec Ready – Warm 8400

En caso de que precises un dispositivo de esta índole para colocarlo en el cuarto de tus niños, este producto es el apropiado. ¿Por qué lo digo? Porque es un modelo que no tiene aspas y, si se vuelca, se apaga de inmediato.

De la misma manera, si su sistema detecta sobrecalentamiento también lo desactiva. Encima no produce sonidos pesados y puede lavarse con total sencillez. Incluso, puedes encenderlo, regularlo desde 700 a 1500 W, y apagarlo desde tu móvil, puesto que incluye wifi.

Por último, en su pantalla led se aprecia la temperatura mientras que todo el equipo gira ciertos grados para repartir equitativamente el calor.

¿Cómo saber si un calefactor es de bajo consumo?

Para reconocer si de verdad gasta poca energía, es favorable que conozcas su operatividad.

Por ejemplo, una bombilla convencional genera luz a través de la absorción constante de energía, mientras que un LED solo usa un poco de esta e ilumina igual. Similarmente, el calor que genera un calefactor depende totalmente de la potencia de su sistema.

cómo saber si un calefactor es de bajo consumo

De ahí la importancia de esto, ya que el aparato sí se vale de ella en su totalidad.

Así que, para definir si es ahorrador, te recomiendo que verifiques que funciona con poca potencia. Y es que, si el mismo es de 2000 W, eso es lo que va a consumir por hora, pero si es de menos, economizará más.

Beneficios e inconvenientes de esta clase de calefactor

Sus propiedades te permiten impulsar su confort. Pero, para finalizar, te mencionaré algunos posibles inconvenientes.

Beneficios del calefactor ahorrador

Es un equipo versátil, no pesa demasiado y sus características aportan suficiente comodidad. No requiere de tanta energía como otros tipos de calefacción, por lo que a la vez es un sistema sustentable. Lo colocas donde quieras, y con tranquilidad, puesto que son seguros.

Inconvenientes del calefactor ahorrador

En ambientes gélidos o con muchas ventanas requiere de un uso prolongado para que haga efecto. Su utilización precisa mucha prudencia, ya que no deben mojarse.

Las estancias requieren de un buen aislamiento térmico para que su efectividad no sea afectada. Y, antes de conectarlo a la red eléctrica, es preciso verificar que esta esté en excelentes condiciones. Recuerda que su capacidad ahorrativa depende de su potencia mínima.

 Artículos relacionados

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Artículos relacionados

Auto

Auto

Es un cargador multiuso que puede ser usado en coches, embarcaciones, cortacéspedes, motocicletas, caravanas, etc. ¿Te has cuestionado cuál cargador...

leer más